(+54-11) 2074-2505 hola@ridyndigital.com
| ES EN

Factores que impiden el crecimiento empresarial

En México, las Pymes representan 99.8 % del total de las unidades empresariales, las cuales aportan más de 50 % del PIB y son una fuente laboral para 72 % de las personas. Y sin embargo, muy pocas llegan a la segunda generación debido a factores como los que a continuación se enumeran.

Es evidente que las Pymes tienen gran importancia en nuestro país; no obstante, aún hay obstáculos por vencer antes de decir que realmente se cuenta con una cultura empresarial sostenida. Es importante mencionar que el tiempo de vida estimado de las pequeñas y medianas empresas es de siete años, debido a distintos factores que afectan estructuralmente su desarrollo.

Uno de estos problemas es que aunque los pequeños y medianos empresarios tienen experiencia y amplio conocimiento en el sector en el que se desenvuelven, no cuentan con una educación financiera básica.

Por ello, A continuación te presentamos algunos factores que pueden estar afectando el crecimiento de tu empresa:

Ausencia de una cultura empresarial

La mayoría de las Pymes pocas veces se plantean cuál es su misión, visión y valores. Son empresas que no se cuestionan por qué existen como organización, cuál es su propósito, sus valores, cómo piensan llegar a sus consumidores, sino que se limitan a operar sobre bases empíricas. No plantearse lo anterior envía mensajes confusos a clientes, proveedores y empleados sobre quiénes son como empresa y hacia dónde se dirigen.

Mala previsión financiera

Al no determinar con anticipación los fondos necesarios para poner en marcha la empresa y cómo van a obtener el capital, los empresarios caen en la trampa de la mala planeación financiera. Es muy importante definir previamente la estructura financiera de la empresa y hacer una previsión de su rentabilidad a mediano plazo. Ello no quiere decir que sólo se planeen las inversiones en activo fijo, sino que se deben contemplar también los gastos de capital de trabajo y posibles gastos derivados de oportunidades que pueda brindar el mercado.

Escaso acceso a financiamiento

A pesar de la existencia de programas y proyectos gubernamentales para apoyar a las Pymes, la realidad de muchos de los negocios que acuden ellos es que los recursos llegan cuando el empresario ya no está en vías de poder aprovecharlo, de acuerdo con información de la Asociación Nacional de Empresarios Independientes (ANEI).

No obstante, el Factoraje Financiero para Pymes se ha convertido en uno de los principales apoyos efectivos para las pequeñas y medianas empresas. Enrique Presburger, analista financiero y director General de Factor Exprés, asegura que una de las opciones para que las empresas tengan claro cuál es su panorama financiero antes de requerir un apoyo de este tipo es que trabajen de la mano con el consultor empresarial, quien les ayudará a identificar cómo están sus índices de rentabilidad.

Resistencia al cambio

Hay distintos tipos de cambio al que las empresas se pueden ver enfrentadas: cambio de estructura, de procesos, de capacidad y habilidades laborales, cambios de sistema, de cultura organizacional, entre otros; sin embargo, sea cual sea el cambio —incluyendo el tamaño—, involucra un proceso de adaptación en el que todo el personal se ve perjudicado.

En el ciento por ciento de los casos, una gestión efectiva del cambio puede garantizar una adaptación positiva del personal pues, como en cualquier situación, el capital humano se enfrenta a distintas etapas que pueden perjudicar su humor, su actitud y, sobre todo, su productividad. A esto se le llama “Curva de aceptación” o “Curva del cambio”. Pero hay que tener en cuenta que el impacto que se puede provocar en las organizaciones depende del tamaño y la gestión del cambio.

Falta de innovación de productos e inversión en tecnologías

Uno de los principales retos para las empresas mexicanas es el de la innovación en tecnologías de fabricación que ayuden a maximizar la producción o mejorar la calidad del producto que se tenga, ya que aún hay muchas empresas que buscan resistir el mayor tiempo posible con la que poseen, antes de aprovechar las ventajas inherentes a la innovación.

Aunque sea un gasto considerable, toda empresa debe plantearse con antelación la renovación de maquinaria, herramienta y equipo a fin de seguir siendo competitivo.

Éstos son algunos de los problemas fundamentales a los que las Pymes mexicanas se están enfrentando y que son importantes solucionar para explotar al máximo las capacidades de los empresarios para aumentar su tiempo de vida. Sin embargo, en la actualidad no hay que descuidar ninguno de los otros factores que integran un proyecto de  emprendimiento y consolidación empresarial, tales como una atención especializada, una calidad en el servicio o una respuesta inmediata. Factores que, aunque se ponderan siempre, todavía hay quienes descuidan por considerar que no merece especial atención. Mucho de ello tiene que ver con cómo se contempla la empresa.

Las Pymes pocas veces recuerdan que algunos grandes corporativos de hoy comenzaron siendo pequeños negocios, los cuales siempre se vieron como una empresa de largo alcance y potencial. En consecuencia, sólo a través de una concepción integral es que se puede alcanzar uno de los objetivos de todo emprendedor: volverse un referente en su ramo.

Fuente:0grados.com

Suscríbase y reciba nuestras novedades:


Más artículos