Tu marca Vs Manual de Identidad Corporativa

LAS REGLAS DEL JUEGO CON TU MARCA

Como bien refiere el ilustre Norberto Chaves, “La marca”, es esa señal que indica la presencia de un sujeto, y si hablamos de presencia hablamos también de posicionamiento, sin embargo, la identidad corporativa es lo que le permite a tu marca ser reconocida por los clientes. La misma está conformada por el nombre y la imagen de la empresa. Cada imagen se elabora de acuerdo al gusto del emprendedor, sus principales valores empresariales y el sector al cual va dirigido.

Image and video hosting by TinyPic

Por lo tanto, es muy importante que como emprendedor elijas un nombre comercial y una imagen (Isotipo, Logotipo, Imagotipo, Isologo) que identifique realmente a tu marca, debido a que sobre estos elementos girará toda la imagen de tu empresa y su nivel de posicionamiento. Anteriormente las empresas solo se preocupaban por diseñar elementos orientados a la impresión física, sin embargo, hoy en día con la influencia de las redes sociales, la tendencia ha cambiado a lo digital, dándole igual o más importancia que a la tradicional.

En definitiva, lo importante es que todos los diseños de tu empresa lleven unas pautas y un criterio que le dé personalidad y carisma a tu marca y que todo esto esté respaldado en un documento clave para tu negocio: el MIC (manual de identidad corporativa). Tener un MIC es importante porque en esté se estipulan los lineamientos de la imagen, es decir: el número de los colores aplicables, la relación de tamaño permitido entre los diferentes elementos, el tipo de letra, el uso y aplicaciones más comunes, entre otros puntos significativos. Todo esto con la finalidad de mantener la misma línea de presentación y coherencia al momento de implementar la marca sobre diferentes soportes.

Un manual de identidad debe estar conformado por tres elementos fundamentales que son:

  • Identidad visual: Logotipo, Colores y Tipo de letra.
  • Papelería corporativa: Tarjetas de presentación, Facturas, Sobres, Folders, Hojas entre otros.
  • Elementos de comunicación: Afiches, Folletos, Bolígrafos, Uniforme del personal, Bajantes, Vallas en vía pública, Anuncios publicitarios, Cartelería.

¿Cómo Proyectar La Marca?

Toda Marca requiere de ciertos signos identificadores susceptibles de fácil interpretación pública: un pictograma, un sello, un escudo, una etiqueta, una sigla, un monograma, etc. El desarrollo de los mercados ha obligado a implementar nuevas áreas de gestión comunicacional. El “MIC” ha de garantizar no sólo la coherencia del “corpus gráfico” total de la organización sino permitir que su “vida gráfica”, necesariamente dinámica, evolucione sin perder coherencia. En su corta historia, la identidad corporativa ha experimentado un drástico ascenso de rango: ha pasado del diseño de logotipos a la formulación de estrategias de identidad y comunicación que regulan la totalidad de recursos de la organización. En otras palabras, el famoso “Manual de Identidad Corporativa” es una vital pieza dentro de un importante repertorio que incluye: arquitectura, infraestructura de servicios, publicidad, relaciones públicas, patrocinio y mecenazgo, productos y servicios, personal, y todo aquello que comprometa la imagen pública de la empresa.

El Color Y La Identidad Corporativa

El color es el primer rasgo detectable en la lectura de un mensaje corporativo y este privilegio lo capacita para satisfacer las necesidades de reconocimiento veloz, por ejemplo, una estación de servicio en la ruta o en el saturado entorno urbano. Una segunda función identificadora del color —no siempre presente— es la cualificadora: el color crea climas que dan “tono” al lenguaje institucional: estridencia, calidez, delicadeza, elegancia, sutileza, frialdad, dureza, pesadez.

Sólo en función del uso comunicacional que se le dé, al color se le irán adhiriendo significados o le irán aflorando algunos de los significados convencionalizados. Ni el rojo significa pasión y comunismo (ver Coca-Cola); ni el azul significa tecnología y leche (ver City); ni el verde significa ecología y esperanza (ver Heineken). Aunque puede significarlo si esa fuera la intención y esa lectura se orientara eficazmente. Conviene subrayar esto porque el mito de “la semántica del color” suele tentar a más de un profesional para “demostrar” la supuesta objetividad de su propuesta cromática al cliente desinformado.

Una tercera posibilidad del color es su “naturalización” o sea, su posibilidad de confundirse con la identidad de la organización hasta el punto de obrar casi como un atributo. Por hablar de un ejemplo, Al Rojo Vivo, un conocido programa de televisión cuya imagen gira en torno al color rojo como un portador de noticias sumamente impresionantes.

Isotipo, Logotipo, Imagotipo, Isologo

En la siguiente imagen podrán ver con mayor claridad la diferencia entre estas cuatro herramientas visuales.
Image and video hosting by TinyPic

Esperando que esta nota sea de gran provecho para tu emprendimiento, queremos destacar que En Tu Marca, Tu Decides… Pero para defender la identidad de la misma debes establecer desde un principio… Las Reglas del Juego con tu marca.

Image and video hosting by TinyPic

Suscríbase y reciba nuestras novedades:


Más artículos